¿Es legal tirar cenizas al mar?

La respuesta es que sí, pero la realización de los vertidos de cenizas requiere:

  • Autorización de la Autoridad Portuaria o Marítima.
  • Informe positivo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, sin perjuicio de lo que puedan requerir otras autoridades, en particular las comunidades autónomas.
  • Que los materiales que se depositen hayan sido evaluados y resulten compatibles con la normativa protectora del mar.

En el siguiente vídeo se muestran las posibilidades que disponemos hoy en día para realizar legalmente dicha actividad.Verter cenizas o depositar urnas al mar por nuestra cuenta, puede ser arriesgado y caro. A continuación, adjuntamos un artículo extenso donde damos respuesta a sus dudas.

La Ley 41/2010 del 29 de diciembre de Protección del Medio Marino es la norma que regula los vertidos al mar, pudiendo considerarse dentro de estos tanto el vertido de cenizas al mar como la colocación de urnas en el mar.

Según el artículo 32.1 de dicha ley, para poder realizar el vertido de estas sustancias:

  • Se “deberá estar autorizado previamente por la autoridad competente en función de la ubicación geográfica del lugar donde se solicita realizar el vertido”.
  • Dicha autorización será otorgada por la autoridad portuaria si se realiza en dominio público portuario o la autoridad marítima si se realiza fuera del mismo.”
  • “Las autorizaciones de vertido requerirán informe previo favorable del ministerio de medio ambiente y medio rural y marino a los efectos de determinar su compatibilidad con la estrategia marina correspondiente, sin perjuicio de otros informes previstos en la legislación vigente”.

Régimen sancionador:

Puedes consultar más abajo todo el análisis jurídico:

Régimen Jurídico

Tirar las cenizas de nuestros seres queridos al mar ha sido una práctica habitual. Sin embargo, la protección del medio ambiente, y del mar en particular, ha tenido como consecuencia la restricción de esta práctica. Es evidente que nuestra legislación no hace referencia a que se prohíbe, lo que diríamos coloquialmente, tirar cenizas, pero dicha acción podría incluirse en lo que se denomina “vertido”, acción que sí viene regulada. Según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, verter es esparcir cosas líquidas o menudas. Así, podemos decir que cuando se esparcen las cenizas de un difunto estaríamos ante un vertido.

La Ley 41/2010, de 29 de diciembre, de protección del medio marino, es la norma que regula los vertidos al mar de desechos u otras materias desde buques. Según el artículo 32.1 de la Ley se entienden como tales:

  1. a) toda evacuación deliberada en el mar de desechos u otras materias desde buques, aeronaves, plataformas u otras construcciones en el mar;
  2. b) todo hundimiento deliberado en el mar de buques, aeronaves, plataformas u otras construcciones en el mar;
  3. c) todo almacenamiento de desechos u otras materias en el lecho del mar o en el subsuelo de éste desde buques, aeronaves, plataformas u otras construcciones en el mar; 
 (…)

Podemos entonces decir que verter cenizas al mar entraría en el punto a) mencionado, y la colocación de urnas, otra práctica también extendida, en el punto c).

Ahora bien, el mismo artículo de la Ley, en su apartado 2, establece que “el «vertido» no incluye”:

  1. b) el depósito de materias u otras sustancias para un fin distinto a su mera evacuación, siempre que dicha colocación no sea contraria a los objetivos de la presente ley.


Sigue diciendo la Ley, en al apartado 3 del mismo artículo:

  1. Queda prohibido con carácter general el vertido en el medio marino de desechos u otras materias, excepto los siguientes:
  2. a) materiales de dragado;
  3. b) desechos de pescado o materiales resultantes de las operaciones de elaboración del pescado;
  4. c) materiales geológicos inorgánicos inertes, es decir, material geológico sólido, no elaborado químicamente, cuyos componentes químicos no es probable que se liberen en el medio marino;
  5. d) flujos de dióxido de carbono resultantes de los procesos de captura de dióxido de carbono para su secuestro.


Pero la realización de los vertidos no prohibidos arriba indicados, tampoco es libre, ordenando el apartado 6:

  1. Cualquier actividad de vertido de los materiales enumerados en el apartado 3 de este artículo, deberá ser autorizada previamente por la autoridad competente, en función de la ubicación geográfica del lugar donde se solicita realizar el vertido. Dicha autorización será otorgada por la Autoridad Portuaria si se realiza en dominio público portuario, o la autoridad marítima si se realiza fuera del mismo.
  2. Las autorizaciones de vertido requerirán informe previo favorable del Ministerio Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, a los efectos de determinar su compatibilidad con la estrategia marina correspondiente, sin perjuicio de otros informes previstos en la legislación vigente.
  3. Tal autorización únicamente podrá ser expedida cuando en la solicitud se justifique que los materiales se han evaluado siguiendo los procedimientos que resulten de aplicación de acuerdo a la normativa aplicable en función de la naturaleza de los desechos o, en su defecto, los criterios, directrices y procedimientos pertinentes adoptados por los convenios marinos regionales e internacionales que resulten de aplicación en función de la ubicación geográfica del lugar donde se solicita realizar el vertido.


Es decir, la realización de los vertidos no prohibidos enumerados en el punto 3 requiere:

  1. Autorización de la autoridad portuaria o marítima
  2. Informe del Ministerio Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, sin perjuicio del que puedan requerir otras autoridades, en particular las Comunidades Autónomas
  3. Que los materiales hayan sido evaluados y resulten compatibles con la normativa protectora del mar.


En cualquier caso, debemos tener en cuenta que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (hoy Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino), en respuesta a una consulta de la Dirección General de Marina Mercante, ha considerado que el vertido de cenizas NO se puede incluir dentro de los vertidos autorizados a que hace referencia del citado artículo 32 apartado 3, pero si como una colocación cuando se utilicen urnas  

La colocación de objetos en el fondo marino, como es la colocación de urnas, se regula en el artículo 35 de la Ley que analizamos, y contiene una regulación especial.

Para poder hacerlo, se requerirá el correspondiente proyecto, que será autorizado por la Administración competente previo informe favorable del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino a los efectos de determinar su compatibilidad con la estrategia marina correspondiente, sin perjuicio de otros informes previstos en la legislación vigente. La autorización únicamente podrá ser concedida cuando en la solicitud se justifique que los materiales se han evaluado siguiendo los procedimientos que resulten de aplicación de acuerdo con la normativa específica en función de la naturaleza de los mismos o, en su defecto, los criterios, directrices y procedimientos pertinentes adoptados por los convenios marinos que resulten de aplicación. El proyecto deberá incluir una evaluación del fondo marino donde se pretenda realizar la colocación o depósito, así como de los efectos que la actuación pueda causar en el medio marino y en las actividades humanas en el mar.

De todo lo anterior podemos llegar a las siguientes conclusiones:

  1. Estando prohibidos los vertidos al mar con carácter general y no estando incluido el vertido de cenizas al mar en las exenciones previstas en el artículo 32.3, dicha práctica se encuentra prohibida.
  2. La colocación de urnas, al considerarse que no se trata de una mera evacuación o abandono, PUEDE SER AUTORIZADA por la autoridad competente, la Dirección General de Marina Mercante a través de la Capitanías en el caso, previo informe del Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino, y otros que se puedan requerir.


Régimen sancionador

La Ley 41/2010, de 29 de diciembre, de protección del medio marino, que es la norma que regula los vertidos al mar de desechos u otras materias desde buques no contienen un régimen sancionador específico remitiéndose a la legislación sectorial, por lo cual debemos referirnos a la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas. Esta norma, a falta de normativa específica, ya establecía la prohibición de la realización de vertidos no autorizados.

Según la Ley de Costas, la realización de vertidos no autorizados se tipifica como infracción leve, previéndose una sanción de hasta 60.000,00 Euros. Si se reincide en un periodo de dos años la infracción pasa a considerase grave, siendo en este caso la horquilla en de la sanción de hasta 300.000 Euros.

Para su graduación se seguirán los criterios generales:

  1. a) El grado de culpabilidad o la existencia de intencionalidad.
  2. b) La continuidad o persistencia en la conducta infractora.
  3. c) La naturaleza de los perjuicios causados.
  4. d) La reincidencia


El Real Decreto Legislativo 2/2011, de 5 de septiembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante por su lado, también prevé multas de hasta 3.005.000 Euros para la siguiente conducta.

 “a) La evacuación deliberada desde buques o plataformas fijas u otras construcciones que se encuentren en aguas situadas en zonas en las que España ejerce soberanía, derechos soberanos o jurisdicción, de residuos, desechos u otras materias cargadas a bordo o depositadas con tal propósito, salvo cuando se cuente con la debida autorización de vertido o ésta no sea exigible según lo previsto en la legislación específica vigente.”

No parece que una multa por verter cenizas deliberadamente al agua se pudiera situar en los importes indicados pero a habría que ver qué se resuelve en situaciones concretas.

Abogado RODRIGUEZ CAORSI

Cumplimos tu último deseo

Ayudamos a entregar al Mar Mediterráneo las cenizas de tus seres queridos, en una ceremonia íntima y familiar.

Arroja cenizas al mar mediterráneo

WhatsApp

Aviso de Cookies

Usamos cookies de terceros para fines estadísticos y de marketing. Para más información, puedes consultar nuestra política de cookies.

Leer la política de cookies Aceptar todas las cookies Rechazar las cookies de terceros
Otras opciones Aceptar las cookies